Remedios caseros para el hipo

El hipo es uno de los más molestos actos reflejos involuntarios que se producen. El hipo aparece debido a que el nervio Vago se irrita. El nervio Vago se enlaza con el nervio frénico, este va unido al diafragma, un músculo que se halla bajo los pulmones, produciendo los espasmos en el diafragma que conocemos como el hipo. Cualquier clase de irritación ocasionada en los músculos del diafragma resulta en un sonido de respiración errante. Otras causas posibles para el hipo pueden ser los inconvenientes de estómago, inconvenientes nefríticos, emoción repentina, , el , comer demasiado rápido y comer en demasía.

La mayor parte de la veces, el hipo no pasa de ser una simple problema pasajero. No obstante, en ocasiones podría ser señal de algún problema más serio.

Remedios caseros para el hipo

Hielo: Llene un vaso con hielo y añádale agua, tome despacio. La colocación de una bolsa de hielo bajo su caja torácica justo debajo del diafragma, otra solución para la eliminación del hipo. Para el alivio instantáneo de hipo, chupetear hielo picado. Este remedio casero para el hipo es muy ventajoso en el alivio inmediato.

Bolsa de papel: Póngase una bolsa de papel cerca de la boca y la nariz. Presiónela con los dedos de forma que quede sellada. Respire de forma rápida quince veces y después dé un respiro profundo. Cuente hasta diez y suéltelo. Repita hasta el momento en que se le quite el hipo.

Cucharada de azúcar o bien de miel de abeja: Ingiera una cucharada de azúcar o bien de miel de abeja para eliminar el hipo. El sabor dulce anegará la boca y esto hace que calme el nervio que está causando el hipo.

Taparse los oídos: Ciertos doctores aconsejan ponerse los dedos en los oídos. Conforme afirman, ciertas ramas del nervio vago llegan al oído, con lo que estimulando las extremidades de este nervio se supone .

Estirarse la lengua para eliminar el hipo: Este antídoto suena muy gracioso. Se trata de coger la lengua y estirar suavemente a fin de que se quite el hipo.

Bola de algodón: Un buen remedio casero para el hipo es hacernos cosquillas con un algodón en el paladar de la boca, particularmente entre el paladar duro y el paladar blando.

Agua: Tomar agua de forma recurrente en intervalos cortos. También puedes hacer gárgaras con agua tibia.

: Recortar el jengibre fresco en pedazos pequeños; chupetear estos pequeños pedazos de jengibre (kion).

Azúcar: Tragar poco a poco una cucharada de azúcar.

Cardamomos (grana del paraíso) verdes:  En dos tazas de agua hervir de 4 o 5 cardamomos verdes. Se deja cocer hasta el momento en que reduzca a 1 taza. Deje que enfríe y cuele la infusión. Tomar de manera lenta cuando todavía este tibia. Este remedio natural es muy ventajoso para el hipo, en tanto que calma la irritación en los diafragmas.

: Otra yerba de empleo común para el hipo. Inhale una pequeña cantidad de pimienta en polvo negro. Esto propiciará estornudos provocando movimientos rápidos en las vías respiratorias.

Manteca y semillas de Mostaza: Entremezclar 1/2 cucharadita de manteca y 1/2 cucharadita de semillas de mostaza y tragar la mezcla. Este remedio para el hipo es eficiente para detener el hipo de forma inmediata.

: Comer 1 cucharada de mantequilla de maní es otro remedio casero eficiente

Respiración: Contener la respiración por unos instantes ayuda bastante a eliminar el hipo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *