Remedios caseros para la tos

Remedios caseros para la tos

Existen muchos remedios caseros para la tos. Cada zona geográfica tiene sus alternativas  particulares, y seguramente en cada familia predomine un remedio diferente. Publica cualquier remedio casero que creas que puede ser  positivo para solucionar el problema de la tos.

Las dificultades para respirar, los dolores o pitidos en el pecho y la tos suelen producirse por enfriamiento, por infecciones o por irritación de los pulmones.

El tabaco o el trabajo en ambiente cargados agrava este tipo de dolencias, que suelen tan comunes como molestas. Se suelen dar más con los cambios bruscos de temperatura o en los cambios de estación.

El recurrir a remedios caseros para la tos puede ser clave para evitar recurrir a fármacos que suelen resultar bastante perjudiciales para el estómago, así como ocasionando problemas pulmonares en algunos casos.

Remedios caseros para la tos

La tos suele aparecer en los resfriados y gripes inflamando las vías respiratorias y produciendo mucosidades. Dentro de la tos, la peor es la  ya que provoca fuertes , amén de dejar la voz bastante tocada. Existen numerosos remedios para la tos, más o menos efectivos, para aliviar o al menos reducirla todo lo posible.

No hay una pócima mágica o una solución definitiva. Depende mucho del tipo de tos, el origen de la tos, cada persona y el grado de resfriado o gripe que se padezca.

En primer lugar, se puede elaborar una receta de jarabe de higo como remedio casero para la tos. Este jarabe de higos secos y manzana actúa de emoliente, es decir, ayuda a ablandar las mucosidades y suavizar la tos. Para realizar esta receta se necesitan una manzana, 15 higos secos, 250 gramos de miel de tomillo y un litro de agua.

Primero, se trocea la manzana en ocho partes y se pone a hervir, junto a los higos abiertos y la miel durante unos minutos. Luego, se retira del fuego y se deja enfriar y reposar. Finalmente, se cuela y se guarda el líquido en una botella. Se deben tomar dos cucharaditas del jarabe previamente mezcladas con agua caliente, cuatro veces al día.

Asimismo, existe otra interesante receta con aguardiente con cortezas como remedio natural para la tos. Esta receta  resulta un potente purificador bronquial, relaja y humecta los bronquios con lo que calma la tos.

Para elaborar esta recete se precisan de una cucharada de corteza troceada de cada uno de estos árboles: pino, naranjo, ciruelo, encina, cerezo, limonero y roble; además hay que usar ortiga, romero y medio litro de orujo. Se cuecen las cortezas de orujo durante ocho minutos a fuego lento, se añade la ortiga y el romero y se cuece dos minutos más. A renglón seguido, se deja reposar  unas 24 horas, se cuela en una botella y se guarda en la nevera. Se deben tomar dos cucharadas soperas de la cocción de orujo en medio vaso de leche tibia en ayunas y antes de acostarse. Si se mantiene el tratamiento durante 40 días será un remedio general para la tos así como expulsar las molestas flemas.

Por último, la cebolla puede ser un gran aliado para no toser durante la noche, siendo uno de los remedios naturales para la tos más usado. Se trocea una cebolla, se ponen en un bol y se coloca al lado de la cama. Asimismo, existen muchos más remedios caseros para la tos como , jarabe de linaza, jarabe con anís y manzanilla o incluso tomar dos onzas de chocolate negro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *